✓ Los mejores consejos de lechada

Actualizado Agosto 2020
muro-consejos-sobre-lechadas
¿Por qué confiar en nosotros?
En TuHogarPerfecto hacemos pruebas de productos para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En TuHogarPerfecto hacemos pruebas de productos para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
¿Cómo aconsejamos?

Revisamos miles de productos para ponerlos a prueba - Nunca aceptamos productos para revisar de las marcas


23 Modelos Considerados

30 Horas Estudio

2 Consejos Expertos

44 Clientes consultados
¿Por qué confiar en nosotros?
En TuHogarPerfecto hacemos pruebas de productos para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
Bricolaje en general > Los mejores consejos de lechada

Obtén espectáculares acabados en tus mosaicos con los mejores consejos de expertos

Última Actualización Agosto 2020


Técnicas y herramientas para trabajar mosaicos

Sin duda alguna, es necesario aprender a usar las herramientas y los materiales adecuados para un acabado exitoso en cualquier trabajo de mosaico. Los expertos aseguran que una combinación adecuada de lechada y una técnica de aplicación correcta, le darán a tu azulejo un aspecto excelente que durará por siempre. 

Gracias a la experiencia de los expertos, os contaremos los mejores consejos de lechada; al tiempo que os diremos cómo evitar las trampas que conducen a desastres de lechada.  Esta fase constituye el último paso en un trabajo de mosaico, por lo que ya casi habéis terminado el proyecto. 

Esta tarea consiste entonces en llenar las juntas o unión entre los mosaicos con lechada, lo cual resalta la belleza del azulejo. Aunque parezca una fase sencilla, puedo no serlo si no tenéis cuidado de sacar la lechada del mosaico, antes que se vuelva dura. De lo contrario, se convertirá en tu pesadilla. Para evitarlo, hemos reunido estos consejos de lechada para ti. 

consejos-sobre-lechadas-tecnica
Aplica la lechada a la pared, con movimientos hacia arriba

Consejos para obtener el mejor acabado en lechadas

Deja que la lechada se apague 

Deja que la lechada fragüe y luego vuelve a mezclar unos minutos más tarde. Agrega un poco de agua, si la lechada está demasiado espesa. A veces,  resulta tentador saltarse este paso, pero es importante dejar que la lechada fragüe durante 10 minutos, después de mezclar. 

Este paso, llamado apagado, permite que el agua humedezca completamente los ingredientes secos. Luego, vuelve a mezclar la lechada, después del período de apagado y ajusta la mezcla agregando un poco más de polvo o agua, hasta alcanzar la viscosidad de la mayonesa. Ten cuidado, ya que no se necesita mucho para cambiar radicalmente la consistencia. 

 

No extiendas demasiada lechada a la vez 

Aplica la lechada a la pared, con movimientos hacia arriba. No te preocupe por introducirlo en las articulaciones todavía. Recuerda que la temperatura y la humedad afectan la rapidez con que la lechada comienza a endurecerse, después de extenderla en la pared. Y una vez que comienza a endurecerse, realmente tendrás que apresurarte, para que se limpie de la loseta y se formen las juntas antes de que la lechada se endurezca.  

Podrás evitar este problema enlechando pequeñas áreas a la vez; por lo que los expertos os recomiendan que comiences extendiendo la lechada, sobre un área de 3 x 3 pies. Luego que termines de aplicar la lechada, forma las juntas y limpia cada sección, antes de continuar. 

 

Forzar la lechada en las juntas 

Durante el trabajo, mantén el flotador de lechada a 45 grados. Llena las juntas, empujando la lechada en ángulo a las juntas con un flotador de lechada. Comience en una esquina y trabaja metódicamente, para llenar todas las juntas. 

Recuerda que para un trabajo de lechada duradero, asegúrate de que todas las juntas estén completamente llenas de lechada. Para lograr esto, haz varios pases sobre la misma área, desde diferentes direcciones, con el flotador de lechada. Sostén el flotador con su cara en un ángulo de aproximadamente 45 grados, con respecto al azulejo para forzar la lechada en la junta.

consejos-sobre-lechadas-colores
El color de la lechada y el sellador deben ser iguales

Cuando las juntas estén llenas, elimina el exceso de lechada de la cara de las baldosas, sosteniendo el flotador a casi 90 grados de la baldosa y raspándolo para darles forma. 

Ahora, dale forma y compacta la lechada, arrastrando una herramienta por cada junta. La herramienta puede ser cualquier cosa, desde la esquina redondeada del flotador de lechada hasta el extremo redondeado del mango de un cepillo de dientes. Lo que os sea útil y tenga el radio correcto para crear una junta ligeramente cóncava funcionará.  Recuerda no usar herramientas de metal, ya que podrías dañar la loseta o dejar marcas. 

 

Elimina el exceso de lechada con una esponja 

Ahora, procede a retirar la lechada de la cara de la loseta, con la esquina de una esponja húmeda. Para ello, pasa de abajo hacia arriba, usando una esquina limpia de la esponja para cada golpe. Comienza con un balde limpio de agua. Humedece la esponja de lechada y escúrrela hasta que esté húmeda.

Luego, comenzando a lo largo de un lado del área agrupada, coloca la esponja de modo que la esquina de un lado largo de la esponja, esté en contacto con la pared y arrastra la esponja en un trazo continuo, hacia arriba de la pared. Ahora, gira la esponja para exponer una esquina limpia y repite el proceso junto con el primer trazo. 

Cuando hayáis usado las cuatro esquinas de la esponja, enjuágala con agua limpia, escúrrela y continúa el proceso, hasta que hayáis limpiado toda el área una vez. Recuerda que debéis limpiar los azulejos dos o tres veces más, utilizando el mismo proceso hasta que estén libres de residuos de lechada. 

Los expertos os recuerdan que una fina capa de lechada puede aparecer cuando el agua se evapore. Por tanto, limpia esto con un paño suave y no frotéis la lechada o uses demasiada agua. 

Lechada Triple Protect, ideal para repeler, matar y prevenir el moho, la solución ideal para volver a enlechar la lechada rota o desteñida para trabajos de reparación. Producto de Lechada de mezcla, preparada en un tubo de fácil compresión; la formulación antimoho Triple Protect a prueba de agua lo hace ideal para baños y cocinas.

No uses la esponja húmeda

Si el agua baja, la esponja está demasiado húmeda. Además, deja que la lechada se endurezca un poco, antes de limpiar el exceso. Prueba la lechada presionándola un poco con el dedo. Cuando está lo suficientemente duro, como para resistir la abolladura, puedes comenzar a limpiar el exceso de lechada de la cara de la loseta y dar forma a las juntas. 

Dos errores comunes en este punto son: usar demasiada agua y fregar el azulejo como si estuvieras lavando una pared. Recuerda que demasiada agua debilitará el azulejo, y hará que el color de la lechada sea desigual cuando se seque. Y fregarlo,  no eliminará la lechada de manera eficiente; simplemente lo moverá.

 

Retira la lechada de las esquinas antes de sellar

Procede, entonces, a retirar la lechada para dejar espacio al sellado. Para ello, retira la lechada de las esquinas interiores y a lo largo de la bañera, para dejar espacio para el calafateo. Usa una navaja multiusos para espacios estrechos o un destornillador viejo o una espátula para juntas más anchas. 

Debido a que es flexible y se puede manejar en un ligero movimiento, se usa el sellado en las esquinas, en lugar de la lechada.  Recuerda que para una buena instalación de baldosas, aplica un cordón limpio de calafateo a juego, en las áreas vulnerables, como por ejemplo, a lo largo de la bañera o encimera y en las esquinas interiores.

consejos-sobre-lechadas-cepillado
El trabajo sobre los azulejos debe hacerse en forma cuidadosa

Para lograr una junta de calafateo de buena calidad, primero debéis eliminar la lechada de estas áreas. La mayoría de los centros para el hogar y las tiendas de azulejos, tienen selladores para que coincida con el color de la lechada. Tan sólo debéis seguir las instrucciones de la aplicación en la etiqueta. 

Luego, limpia el exceso de sellador con un paño para evitar charcos. Deja que el sellador se seque, antes de aplicar la lechada. Por otro lado, recuerda uqe hay dos productos diferentes que pueden facilitar la limpieza de la lechada de piedra porosa y la de azulejos. Si estáis instalando una loseta de acabado mate u otra loseta con una superficie rugosa o porosa, pero no deseáis el brillo que dejaría un sellador, aplica un producto de liberación de lechada líquida. 

La liberación de lechada forma una película delgada, la cual evita que la lechada se pegue, pero se lava a medida que limpias la lechada. Recuerda que debéis usar un sellador, en lugar de una lechada, si deseáis mejorar el color de la piedra o obtener un buen acabado. Es posible que tengáis que aplicar otra capa de sellador, después de aplicar la lechada, para obtener la máxima protección y mejorar el color de la piedra. 

 

Herramientas necesarias para este proyecto 

  • Cuchillo
  • Esponja
  • Trapo de algodón suave

 

Materiales necesarios para este proyecto 

  • Sellador de baldosas o liberación de lechada

Equipo que trabajó en este articulo:
  • Brigitte
    Escritor


×