✅ Cómo preparar el suelo para tu huerto

Actualizado Agosto 2020
como-preparar-el-suelo-para-un-huerto-muro
¿Por qué confiar en nosotros?
En TuHogarPerfecto hacemos pruebas de productos para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En TuHogarPerfecto hacemos pruebas de productos para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
¿Cómo aconsejamos?

Revisamos miles de productos para ponerlos a prueba - Nunca aceptamos productos para revisar de las marcas


23 Modelos Considerados

35 Horas Estudio

3 Consejos Expertos

54 Clientes consultados
¿Por qué confiar en nosotros?
En TuHogarPerfecto hacemos pruebas de productos para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas

Consejos para preparar tus suelos para tus cultivos

Última Actualización Agosto 2020


¿Cómo y qué hacer para cultivar tus suelos?

Como suponéis, un buen huerto comienza con un buen suelo, y no hay mejor ejemplo que ello. Si estáis decidido a decidar un poco de tiempo a tu huerto, aquí hay algunos consejos de los expertos para asegurarte de que tengáis éxito. 

Ahora bien, si os preguntáis cómo preparar el suelo para un jardín, un suelo rico y desmenuzable, aquí os contaremos cómo y qué debéis hacer. Sin dudas, podrás cultivar algunos cultivos en arcilla y algunos cultivos en arena; pero la mayoría de los cultivos crecen mejor en un suelo franco y desmenuzable rico en vida, como lombrices y microbios, por ejemplo. 

Es por ello, que enmendar el suelo con compost y otros constructores de suelo, como las hojas trituradas, es una forma de construir gradualmente un suelo productivo.   Aquí, os diremos paso a paso qué hacer, de acuerdo al tipo de suelo. 

como-preparar-el-suelo-para-un-huerto-
Añadir compost es una excelente idea para fertilizar tus suelos

¿Como preparar tus suelos de acuerdo a su tipo?

  • Suelo arenoso:

SIn dudas, el suelo arenoso os permite que el aire llegue a las raíces de las plantas. El problema es que el suelo se drena rápidamente, perdiendo humedad y nutrientes. Constrúyelo agregando compost y hojas trituradas regularmente con el tiempo. También puedes aumentarlo con turba. 

 

  • Suelo arcilloso:  

En este caso, y a diferencia del suelo arenoso, el suelo arcilloso retiene bien la humedad, a veces demasiado bien. Las partículas finas del suelo se unen, dejando poco espacio para el drenaje o para que el aire llegue a las raíces de las plantas. La solución es romper el suelo y agregar gran cantidad de materia orgánica, como compost, hojas trituradas, turba y yeso a lo largo del tiempo. 

 

  • Labranza:

La labranza es una excelente manera de romper el suelo e incorporar enmiendas del suelo, así como para corregir los desequilibrios de nutrientes o pH. Sin embargo, es importante no exagerar. La labranza repetida de la misma tierra dará como resultado un polvo fino y polvoriento que se seca y se compacta como el concreto cuando el clima seco sigue a la lluvia. Obtenga información sobre cómo cambiar el pH de su suelo aquí.

 

  • La labranza del suelo húmedo: 

Esto puede parecerte evidente, pero nunca trabajes en el suelo húmedo. En primavera, los jardineros ansiosos a veces intentan "trabajar" el suelo antes de lo que deberían. Esto, no solo es desordenado, sino que adempas puede dañar severamente la estructura del suelo, inhibiendo el crecimiento de las plantas en el futuro. Espere hasta que el suelo haya tenido la oportunidad de secarse un poco antes de trabajarlo.  

como-preparar-el-suelo-para-un-huerto-riego
No debéis trabajar en suelos humedecidos, eso romperá la estructura de los suelos

Variedad de semilla muy precoz, especial para mercado, con excelente resistencia. Posee raíz carnosa de tamaño medio a pequeño, compacta, tierna y sabrosa. Apta para Cosechar todo el año. Podrás sembrarla todo el año, sólo de asiento, a voleo o en líneas de 25 cm de separación. Repartir uniformemente la semilla.

  • Doble excavación 

Por otro lado, la doble excavación es una práctica antigua para mejorar el drenaje y la aireación de suelos pobres. Básicamente, con ella podrás eliminar una hilera de tierra, a una profundidad de aproximadamente 1 pie, guardando la tierra excavada en una lona. Luego, afloja el subsuelo rígido, es decir, la capa densa de tierra, que generalmente se encuentra debajo de la capa superior de la capa superior del suelo; en esa zanja con un tenedor. 

Una vez hecho esto, pasa a la siguiente fila, quita 1 pulagada de la capa superior del suelo, deposítalo en la zanja junto a él y luego afloja el subsuelo con un tenedor. Repite este proceso hasta llegar al final de la cama, momento en el que usa la tierra reservada en la lona para rellenar la zanja final.

 

  • El mejor suelo para un huerto y cultivos

La excavación doble puede parecer mucho trabajo y, ciertamente lo es, pero una vez que lo hayáis hecho, no tendrás que hacerlo de nuevo. Y es una forma de hacer que una cama sea más hospitalaria y fértil para los cultivos de raíces como las zanahorias. Por supuesto, también puedes buscar un sitio arenoso; o construir un lecho elevado, para evitar el problema por completo. 

 

  •  Huertos de lecho

Otra estrategia es la preparación de huertos de lecho elevado, lo que resuelve una serie de problemas, incluido la humedad. Recuerda que si tenéis una tierra pobre, podrás evitar tratarla por completo, construyendo camas elevadas y luego llenándolas con una mezcla personalizada de tierra ideal para lo que está cultivando. 

El gasto en materiales puede ser una buena compensación por lo que ahorraréis en mano de obra. Además, las camas elevadas se calientan más rápidamente en primavera para que puedas plantar antes; y que no suelen ser invadidos por el césped migratorio. Sin embargo, una desventaja de las camas elevadas se secan más rápido que el suelo.

como-preparar-el-suelo-para-un-huerto-cultivos
La excavación doble os ayudará a tener tus suelos preparados para cultivar

  • Irrigación de tus huertos

Los huertos dependen, en gran medida, de la humedad. Por tanto, una buena mezcla de suelo con abundante materia orgánica, de hecho, retendrá más humedad. También, podrás agregar cristales que retengan la humedad. 

Sin embargo, el riego es una buena idea, especialmente si a veces estáis demasiado ocupado para regar a mano. Un sistema de riego por goteo es fácil de instalar y mantiene la humedad a nivel del suelo, donde hay menos evaporación y menos posibilidades de alentar enfermedades con follaje húmedo. Incluso podrás conectarlo a un temporizador, para saber exactamente cuánta agua está proporcionando.  

 

  • Semillas

Otro aspecto de interés, es las semillas. Recuerda utilizar semillas frescas para obtener la mejor germinación. Las tasas de germinación disminuyen cada año para la mayoría de las semillas, así que es mejor planificar una siembra más de lo recomendado, más aún si usáis semillas más viejas. Las semillas más grandes se pueden sembrar fácilmente a mano, mientras que las semillas más pequeñas a menudo se esparcen con un dispensador de semillas.

De igual manera, recuerda que es más fácil rastrear las semillas y mantenerlas en su lugar si las preparáis en filas ligeramente sangradas. Pero, además, con semillas muy pequeñas, puedes sembrar con un poco de arena, para que puedas ver dónde las ha sembrado.  

como-preparar-el-suelo-para-un-huerta
Sigue los consejos de expertos según el tipo de suelo que tengáis en tus huertos

  • Invernadero portátil

Un invernadero portátil puede ser el mejor amigo de un jardinero impaciente. Con el puedes crear un microclima al calentarse durante el día y retener el calor por la noche. Esto significa que puedes comenzar más temprano en la siembra, siempre que el suelo coopere. Y, además, el invernadero puede proteger a las plantas jóvenes de los conejos y otros merodeadores.  

 

  •  Malezas

Otro asunto que atender y mantener a raya, son las malezas. Podrás hacerlo a través de la excavación, es decir, rascando ligeramente el suelo con una herramienta de jardín, para desalojar las malas hierbas emergentes. Esto debe hacerse con regularidad, antes de que las malezas puedan desarrollar sus renombrados sistemas de raíces, y con cuidado, cuando trabaje con plantas de vegetales jóvenes. 

Recuerda que, una vez que tus verduras estén germinadas, podrás triturar las plantas o esparcir productos como “Preen for Vegetables”, lo que evitará que otras semillas germinen.

 

  • Jardinería sin trabajo 

Finalmente, podrás aplicar la horticultura sin trabajo,  con el método llamado Ruth Stout. Éste lleva el nombre de un jardinero orgánico que defendió la idea de abonar mucho su huerto. En otras palabras, composta en su lugar. La idea es apilar los restos de cocina, hojas, heno, recortes, etc. en el jardín y dejar que se descompongan lentamente en su lugar. 

Esto, sin dudas, ayuda a nutrir el suelo y a acumular el contenido orgánico para que retenga la humedad durante períodos más largos durante la sequía. Sin riego, sin fertilización, sin abono giratorio. ¡No os parece lo mejor! 

Equipo que trabajó en este articulo:
  • Brigitte
    Escritor


×